SIEMBRA DEL MAÍZ 2016: UNOS 15 DÍAS DE RETRASO Y CON CICLOS MÁS CORTOS

SIEMBRA DEL MAÍZ 2016: UNOS 15 DÍAS DE RETRASO Y CON CICLOS MÁS CORTOS

LAS PRECIPITACIONES DE LAS ÚLTIMAS SEMANAS OBLIGAN A BUENA PARTE DE LOS GANADEROS A RETRASAR LA SIEMBRA DEL MAÍZ FORRAJERO ENTRE 15 Y 20 DÍAS Y A UTILIZAR CICLOS MÁS CORTOS.

El maíz forrajero, el principal cultivo de las explotaciones de vacuno de leche de Galicia, se sembrará este año con un retraso considerable debido a las intensas e inusuales precipitaciones de las últimas semanas. Hay explotaciones que aún no pudieron iniciar la siembra, cuando en un año normal a estas alturas ya habían plantado más de la mitad de la superficie.

El buen tiempo que se prevé para los próximos días dará el pistoletazo de salida a unas semanas de frenética actividad en el campo de aquí a comienzos de junio.

Lugo Centro:

Silvia Cendán Bello, técnica de Campo de Agris, reconoce que en la comarca en la que está implantada la cooperativa (Palas de Rei, Friol, Guntín…etc) la siembra del maíz también va con bastante retraso. “En 2015 a estas alturas ya teníamos el 50% de la superficie plantada, pero esta año no llegamos ni al 5%”, asegura. Lo normal en esta zona es comenzar la plantación en torno al 5 de mayo, pero este año irán a la segunda quincena de este mes y a la primera de junio, ya que hay parcelas que aún están empapadas.

“En cuanto a los ciclos, estamos en una comarca más fría, por lo que incluso en un año normal vamos a ciclos cortos, de no más de 250, pero este año tendremos que bajar un poco, a 200 o 220”, explica la técnica de Campo de Agris. Y es que, según subraya, “en esta zona tenemos como fecha límite para la cosecha el 5 de octubre, pues a partir de ahí hay riesgos de heladas, que podrían estropear el maíz para el ensilado”.

A Mariña y Terra Chá:

Santiago Sousa Lema es director del área de Cultivos y Mecanización Agrario de laCooperativa Os Irmandiños, que agrupa a explotaciones tanto de la Mariña como de A Terra Chá. Asegura que “este año la siembra de maíz va con un retraso de un promedio de 15 días”.

“Sembramos unas 800 hectáreas de maíz forrajero y si en un año normal a estas alturas ya teníamos plantadas unas 250 hectáreas, este año no llevamos ni 20 hectáreas sembradas”, reconoce.

En cuanto a cambiar a ciclos más cortos, el director del área de Cultivos y Mecanización de Os Irmandiños afirma que “no vamos a reducir demasiado los ciclos para intentar mantener el nivel de producción”. De este modo, en las parcelas ubicadas en la costa utilizarán ciclos de maíz de entre 350 y 400, mientras que en los ayuntamientos de A Terra Chá como Vilalba, A Pastoriza o Xermade irán a ciclos de entre 200 y 250.

Entre finales de mayo y la primera semana de junio esperan poder tener finalizada la siembra de maíz forrajero, un cultivo que, según Santiago Sousa, este año bajará alrededor de un 5%, sobre todo en aquellas parcelas más afectadas por los ataques del jabalí en las que pasarán a sembrar girasol como cultivo alternativo.

Eume-Ortegal:

Juan Freire Quintáns, asesor técnico de la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña, prevé que “este año en nuestra explotación en Miño el maíz va a llevar un retraso de entre 20 y 25 días, con lo que el rendimiento del maíz calculo que se puede ver reducido entre 5 y 6.000 kilos de materia húmeda por hectárea, aunque -matiza- depende de cómo venga el tiempo en los próximos meses”.

El retraso en la plantación hará que opten por cambiar del maíz de 500/600 que suelen plantar en un año normal, a un de ciclo más reducido, un 400.

Xallas:

La Cooperativa Cuma Xallas-Barcala es una de las pocas excepciones en el retraso generalizado de la siembra. Su gerente, Adrián Cundíns, asegura que “de las 750 hectáreas de maíz forrajero que plantamos, sólo nos quedan unas 170 hectáreas por plantar, sobre todo en fincas con pendiente, en las que hacemos un segundo corte de hierba o en las tierras más húmedas, en las que tenemos que esperar a que sequen algo”.

En las fincas que plantaron utilizaron un ciclo 400, ya que se trata de una comarca cerca de la costa. En cuanto a su estado, el gerente de esta Cuma informa de que “ya está nacido, aunque con algo de retraso por el exceso de humedad y esperamos que aguante”.

En cuanto a las parcelas que están pendientes de sembrar, Adrián Cundíns asegura que irán a ciclos más cortos, de 250, y prevé que la siembra la realicen en la segunda quincena de mayo.

En el resto de la comarca, el gerente de la Cuma Xallas-Barcala resume la situación de este modo: “Las ganaderías que tienen tierras que sólo dedican a maíz ya las tienen casi todas plantadas; en lo que rotan con hierba y sólo hicieron un corte, alrededor del 80% de ellas ya las araron y sembraron el maíz, pero en las fincas en las que hacen un segundo corte de hierba antes de la siembra, muy pocas están plantadas”.

Deza:

“En la comarca del Deza llevamos también unos 15 días de retraso en la siembra”, asegura Silvia Martínez Buján, responsable del Servicio de Asesoramenteo Agrario deCobideza.

“Lo normal es que empecemos a finales de abril, principio de mayo, pero este año hasta finales de esta semana no iniciaremos la siembra, y con ciclos más cortos, pasando del 300 al 250”, explica la técnica de la cooperativa.

Por último, Silvia Martínez Buján estima que este año se sembrará en el Deza sobre un 10% menos de maíz forrajero. “Influyen varios factores -explica-: en las fincas con pendiente al ganadero le compensa cobrar la subvención agroambiental y no sembrar maíz; también debido a que el año pasado hubo una mala cosecha de maíz y hay explotaciones que consideran que les compensa más cultivar hierba y comprar la harina de maíz, y por último a que está entrando con fuerza el girasol, un cultivo más apto para tierras con algo de sequía en verano y que, al sembrarse a comienzos de junio, permite aprovechar más cortes de hierba”.

Fonte: Campo Galego

Etiquetas: